UPV



Docencia


Publicada By  Juan Marin - APIODO, Docencia, ObjetosAprendizaje, ROGLE    

Hoy me han compartido un enlace que considero interesante. En él se plantea (o intuye) un sistema de relaciones laborales que ya he leído en otros artículos o he escuchado en conferencias de directivos de recursos humanos donde le ponen otros nombres  o enfoques, pero creo que apuntan a lo mismo. El artículo lo puedes leer en

http://www.expansion.com/emprendedores-empleo/empleo/2017/10/19/59e8b768ca47415c118b45b7.html

Yo  sospecho que, artículos como este, son la forma en que determinado lobby empresarial (formal o informal) está intentado presionar a los legisladores para que acaben con todo resquicio de garantías de “estado de bienestar” vendiéndolo como es algo deseado por los trabajadores “nomadas”, cuando en el fondo lo que se busca es evitar cualquier compromiso con la fuerza laboral (al tiempo que se espera o exige de los “colaboradores” un 150% de compromiso con la organización).

No critico que se busque más flexibilización desde las empresas, pero reconozco que puede haber muchos más aspectos negativos de los imaginados detrás del desmantelamiento total de los derechos de los trabajadores, porque la gente no es tonta y la asimetría de “poder” se acaba pagando (y toda la historia de conflictos laborales del XIX y las primeras dos terceras partes del XX son una prueba de ello).

Insisto en que no es una cosa sencilla y comprendo las preocupaciones desde el lado de la gerencia cuando tienen las manos y las decisiones muy atadas por la ley y la balanza se desequilibra hacia el otro lado… toda situación de excesiva ventaja acaba derivando en abusos (implícitos o explícitos).

Sin embargo, haciendo una analogía histórica, los humanos empezamos siendo nómadas por necesidad (no porque nos gustara). Porque en el momento que conseguimos la mínima posibilidad de ser sedentarios, la adoptamos y entonces empezó a crecer la civilización, gracias a unas condiciones que permitían el máximo desarrollo del talento humano (a costa de excluir a otras especies y fagocitando recursos). Supongo que, del mismo modo, estos “nómadas” lo son porque no les queda otro remedio (alguno lo será por vocación, igual que quedan aventureros por vocación) y sólo una relaciones estables a largo plazo permiten generar sinergias y hacer crecer el talento colectivo muy por encima de la suma de las individualidades.

No se si desde la dirección de las empresas pensaréis que tengo un planteamiento muy ingenuo/idealista del asunto

2017/10/20
  Comentarios
|   Etiquetas: ,  |  

Publicada By  Juan Marin - APIODO, DAT-GIOI, ROGLE    

He asistido a la jornada organizada por AVIA ( “Ven a trabajar al sector automoción: conoce los perfiles que demandamos”).

El evento ha sido un éxito de participación y en él los alumnos han podido escuchar de primera mano los perfiles y competencias demandadas por las  empresas del sector y han estado hablando con responsables de operaciones o recursos humano de varias empresas y han podido dejar sus CV o informase del proceso para optar a prácticas, becas o empleos en el sector.

2017/10/05
  Comentarios
|   Etiquetas: ,  ,  ,  |  

Publicada By  Juan Marin - Docencia, Tutoria    

Otro de los problemas habituales de mis alumnos de máster y doctorado es cuando se enfrentan a citas de este estilo:

Peres (2017) dijo tal cosa…

Según Hargreaves (2003) en unos momentos en que las reformas están reestructurando fuertemente el trabajo escolar, la cara personal y emocional del cambio educativo ocupa un lugar central en el ejercicio profesional.

Personalmente  yo prefiero no usar esta forma de citar y me gusta  que se elabore una idea resaltando los autores que te han servido para generar esa idea:

tal cosa (Peres ,2017).

En unos momentos en que las reformas están reestructurando fuertemente el trabajo escolar, la cara personal y emocional del cambio educativo ocupa un lugar central en el ejercicio profesional (Hargreaves, 2003).

Lo que NO se puede hacer es citar así:

(Peres, 2017) dijo tal cosa…

Según (Hargreaves, 2003) en unos momentos en que las reformas están reestructurando fuertemente el trabajo escolar, la cara personal y emocional del cambio educativo ocupa un lugar central en el ejercicio profesional.

Es decir, algunas citas directas está bien y pueden ser necesarias, pero tu trabajo no puede consistir sólo en un listado de párrafos tipo de fulanito (2016) dijo esto, menganito (1998) dijo esto otro…. en muchos momentos tu tendrás que resumir, integrar y tomar partido por una opción mostrando si había también opciones contrarias. Esto es lo fundamental en tu trabajo.

Si se quiere citar en formato Peres (2007), y se usa Mendeley como gestor de referencias, tras insertar la cita hay que editarla de este modo (si se usa otros software, como EndNote, por ejemplo, hay que hacer algo similar, pero obviamente con otros menus y otras opciones):

Seleciona la cita (se pondrá en gris) y usa el menu edit citation

y en la ventana que se abre, marcas Supress author

y luego te toca poner a manao el autor delante de la cita (ojos si son varios o et al)

Por eso no me gusta este tipo de cita, porque es innecesario y obliga a hacer apaños manuales. Lo que obliga a retocar cosas y no se sincronizan las referencias automáticamente…

PD: a mi me gusta usar las Normas de la American Psychological Association (APA)

2017/08/17
  Comentarios
|   Etiquetas: ,  |  

Publicada By  Juan Marin - Docencia, Tutoria    

Este es un ejemplo de una de las dudas más frecuentes que me plantean mis alumnos de máster y doctorado sobre cómo citar:

Si, por ejemplo Silvia Paul en su trabajo dice que Richards (2004) dijo tal cosa sobre extraversión, tengo que citar a Silvia o a Richards?

Os voy a comentar cómo me guste resolver estos asuntos a mi. Asumo que otras personas tengan otras preferencias, pero la mía es ésta:

En principio, casi todas las citas indirectas (citar a un autor que cita a otro) son innecesarias. Si un asunto es importante para tu trabajo, y un autor ha escrito sobre eso, lo que procede es leer a ese autor y citarlo (en este caso a Richards (2004)). El artículo de Paul nos ha servido para localizar por bola de nieve a Richards y, si no aporta nada más, puedes ignorarlo y centarte en el de Richards. Si Paul aporta otras cosas interesantes, ambas referencias serán citadas cuando corresponda (normalmente en sitios diferentes del texto).

La única excepción es si el articulo de Richards no fuera localizable fácilmente y tuvieras que citarlo a partir de otros. En ese caso la opción sería:

Tal cosa sobre extroversión (Richards, 2004, citado por Paul (200x))

Y en la lista de referencias deberían aparecer tanto la referencia  a Richards como la de Paul.

Si el asunto no es importante, mi sugerencia es que en lugar de usar una cita indirecta, simplemente ignora eso y céntrate en lo importante.

2017/08/17
  Comentarios
|   Etiquetas: ,  |  

Publicada By  Juan Marin - Docencia    

Ayer participé dando una charla en unas jornadas sobre competencias transversales en la Universitat Politecnica de Valencia. En una de las intervenciones se ha planteado algo parecido a “¿cómo quiere la UPV que sus profesores se formen en desarrollo y evaluación de las competencias transversales si no lo valora y no lo incentiva? ¿Es que quieren que hagamos trabajo extra por amor al arte?

Esta queja no es nueva, porque vengo escuchándola desde hace tiempo y casi podría decir que de manera generalizada (al menos un 30%-50% de los profesores universitarios que conozco han expresado alguna vez un comentario parecido).

Soy consciente de que el rol docente (la interacción con el alumno para fomentar su aprendizaje) o la investigación sobre como aprenden los alumnos los conocimientos específicos de nuestras áreas, son las “hermanas pobres” del sistema actual de acreditación, méritos y progreso en la carrera como  PDI (“Personal docente e INVESTIGADOR”) (por ejemplo podéis leer esta entrada de mi blog: El traje nuevo del investigador). No es una situación que me agrade, ni que comparta. Porque yo opino que, en las universidades públicas españolas somos “Personal DOCENTE e investigador” (podéis mirar Una respuesta más acotada a ¿Cuántas horas de trabajo de profesor debería representar 1 crédito ECTS? )

Pero es una situación derivada del modo que nuestro gobierno ha decidido legislar y ordenar la cuestión universitaria. Las comisiones de la ANECA o de la CNEAI actúan conforme a los reales decretos publicado en el BOE. No es la UPV, ni su Rector, ni sus Vicerrectores los que redactan esos BOEs. Sin embargo. la queja que vertían mis compañeros, no era contra del Gobierno y sus leyes o sobre el modo en que ANECA valora los esfuerzos docentes a la hora de puntuar una acreditación, sino que afirmaban que la UPV no incentiva/valora suficientemente la formación en competencias docentes de su profesorado.

Por como se planteó la cuestión, creo que se refería a las recompensas extrínsecas: principalmente complementos retributivos, o puntos IAD (indice de actividad docente acreditado por la ANECA dentro del programa DOCENTIA) o descarga de POD (horas de clase que debes dar en cada curso académico).

Y más concretamente sobre qué va a hacer la UPV para motivar (extrínsecamente) a sus profesores para que se capaciten para poder participar adecuadamente en el proyecto institucional de desarrollo y evaluación de las Competencias Transversales de sus estudiantes de grado y máster (puesto que se consideran poco formados para ello).

Os voy a contar una anécdota que no tiene que ver con formación docente, sino con investigación, pero puede servir para reflexionar sobre la cuestión que se planteó. Hace 3 semanas acudí a un curso en Granada para aprender a usar un software muy específico de análisis multivariante, que necesito para una investigación que estoy realizando en el contexto de un proyecto con financiación competitiva y resulta que:

  • Nadie me ha valorado el esfuerzo de estar trabajando 12 horas cada día durante tres días seguido (y al volver, seguir con mi jornada laboral normal en la UPV)
  • Ni tampoco me valorará nadie el coste de desplazarme hasta Granada, ni me van a pagar un complemento retributivo por ello
  • La ANECA no me dará puntos para acreditación por haber asistido a este curso
  • La CNEAI no me va a dar puntos para sexenio por esto
  • La UPV no me dará puntos de IAI (índice de actividad de investigación del programa DOCENTIA) por haber asistido a este curso
  • La comisión que valora los informes anuales del proyecto que tengo en curso, no va a darme puntos por esto. Ni siquiera me han dado dinero para esto, a pesar de necesitarlo para la investigación (lo he pagado con otros presupuestos personales… por suerte no lo he tenido que pagar de mi bolsillo, que en otras ocasiones si que he tenido que hacerlo).

Resumiendo, me ha costado un esfuerzo y nadie me lo valora… ¿por qué lo he hecho?

Porque lo necesito para hacer bien mi trabajo de investigación (incluso aunque los fondos del proyecto no puedan pagar esta formación). Y su efecto se verá cuando publique algún artículo con el uso de esta herramienta (Esos artículos si que me darán puntos en ANECA, CNEAI, IAI, etc)

De manera análoga ¿por qué hacer un curso de formación pedagógica para saber como desarrollar o evaluar competencias transversales en mis alumnos? Yo tengo clara mi respuesta a nivel personal:

  • Lo tengo que hacer porque lo necesito para ser un buen profesional docente y punto

No lo hago por “amor al arte”, a mi me pagan cada mes por ser un buen DOCENTE. Mi trabajo (ése por el que me pagan) es que mis alumnos aprendan más y/o mejor. Como resulta que mi universidad tiene un compromiso (explicitado en las memorias de verificación y en los sellos de calidad ACREDITA y ACREDITA-PLUS) en trabajar las Competencias Transversales,  no es algo que yo pueda decidir si quiero hacerlo o no. Es parte de mis obligaciones contractuales, porque están en el contrato-programa y yo no tengo libertad para impartir la docencia que me “de la gana”. Tengo libertad de cátedra para elegir el mejor modo de administrar la docencia para que mis estudiantes superen los objetivos de aprendizaje/competencias que el Centro tiene asignadas a mi asignatura.

Si, además, tengo la enorme suerte de que:

  • Me dan unos puntos IAD (indice de actividad docente acreditado por la ANECA dentro del programa DOCENTIA), aunque sean poquitos o ninguno porque ya haya saturado esa categoría.
  • Forma parte (aunque mínima y con poca influencia) de una bolsa de incentivo económico a final de año
  • No me cuesta un duro asistir a la formación
  • La formación es útil y me ayuda a ser más eficaz y eficiente como docente
  • Lo hago en mi propio centro de trabajo y en horario laboral…

¿No es suficiente y está razonablemente incentivado extrínsecamente?  Yo no opino sí.

Creo  que la Universitat Politècnica de València tiene un compromiso indudable y contrastado durante años para fomentar la capacitación de su PDi como docentes. También lo tiene en valorar el buen trabajo docente de las personas de la institución. Por supuesto que siempre se pueden cambiar cosas y pulir detalles. Por ejemplo el IAD tiene cosas mejorables (retirar la saturación de las categorias -o al menos elevar muchísimo más los niveles actuales con los que se saturan-, no contempla determinadas tareas que debería contemplar, hay cosas que se puntúan muy poco respecto al impacto que tienen o el esfuerzo que suponen o el alineamiento con las prioridades estratégicas de la institución, etc.),  pero no puedo negar que hay un gran trabajo de base.

2017/07/08
  Comentarios
|   Etiquetas: ,  |  

Publicada By  Juan Marin - Docencia    

Este año vuelvo a participar como tutor de profesores universitarios dentro del programa EUFOL 2017. https://www.upv.es/contenidos/ICEP/info/868949normalc.html.

Ayer tuvimos por la mañana la reunión de tutores y, por la tarde, asistieron unos cuantos profesores-alumno de EUFOL al taller que impartí sobre “Cómo dinamizar las clases: actividades grupales en el aula“. Me alegró comprobar la ilusión, vocación y talento de la nueva cantera de profesores UPV. Ojalá muchos de ellos pueda continuar su carrera en la universidad.

Me fui a casa con la impresión de que la universidad pública sigue viva y tiene un prometedor futuro.

2017/02/17
  Comentarios
|   Etiquetas: |  

Publicada By  Juan Marin - DAT-GIOI, Docencia    

Un grupo de alumnos de GIOI, Teleco y ADE, de la Universitat Politècnica de València (UPV)  está participando en la competición GMC (http://www.gmcspain.com/).
En estos momentos han pasado ya dos rondas (tienen que quedar primero de su grupo en cada ronda para pasar a la siguiente fase). Están a un paso de la final nacional. Caso de lograrlo entrarían en dos rondas internacionales.

GMC-Logo

Equipo: Kaizen

Centro de EstudiosUniversitat Politècnica de València

Líder: David Castellano Falcón (GIOI)

Miembros confirmados de su equipo

Diego Pradas Martínez(GIOI)

Begoña Latorre Magdalena(GIOI)

Álvaro Albero Gran(Teleco)

Olga Mykhaylyuk(ADE)

2nd round

Guardar

Guardar

2017/01/30
  Comentarios
|   Etiquetas: |  

Publicada By  Juan Marin - APIODO, Docencia, ObjetosAprendizaje, ROGLE    

You can watch this video to open mouth:

And after you can read this post that come from Lean.org (http://www.lean.org/shook/DisplayObject.cfm?o=3301)

“Innovation is a popular – and important – concept. So, here are three questions. What is it? What does lean thinking have to say about it? So what?

I did some deep-diving recently into this thing we call innovation. It’s interesting how there’s not much in the way of an accepted definition. So, consolidating a lot of stuff from different sources (you’re welcome), running it all through my own filter (apologies!), here’s a stab: An innovation is anything that is novel and valuable. Novel means new. Especially a new idea or method or something that has a “process” piece to it. Valuable – the link here with lean thinking is clear – means that someone, anyone perceives the new thing/method/process as having value. Value from the perceiver’s perspective.

Innovation

What does lean thinking have to say about innovation? First, I think the word/concept gets overused. Does new or novel mean better? There’s somehow the perception that “innovation” is further up the food chain, higher up the evolutionary scale than lowly “improvement.” Ever hear this: “Oh, that’s a nice incremental improvement, but what we need is innovation!” Radical innovation. Disruption innovation. Well, sure. We want to be ahead of the curve. To set the trend. Henry Ford. Steve Jobs.

But, while an innovation by definition has “value,” an improvement by definition means the new way is better than the old. From that standpoint, improvement is underrated; it could use an image makeover.

And, I bet you agree, it has become all too common to draw too deep of a distinction between the two. Almost all innovations are actually improvements on things or ideas that already existed. Not much new under the sun. No? What’s under the sun are, literally, the four forces of nature. Just four.

Branford Marsalis (the less famous brother), in reference to the tremendous creativity and innovation that is jazz, observes, “Everything you read about jazz is: ‘Is it new? Is it innovative?’ I mean, man, there’s 12 f-ing notes. What’s going to be new? You honestly think you’re going to play something that hasn’t been played already?” Very interesting. Of course, tremendous creativity comes from combinations and the very constraints imposed by the “12 f-ing notes.” Still, Coltrane, Miles, Gershwin – they’re just playing around with the same 12 notes. The universe has four forms of energy.

Lean Thinking

Lean thinking itself was an innovation (new and valuable) and an improvement over what preceded it (and what still exists in so many places) that contains within itself the means of further innovation and improvement. Masaaki Imai, to whom we owe much, gave us this framework about 30 years ago:

data

Imai’s framework is useful in thinking about types of problem solving (though we should add one more, a topic for next time!). Lean thinking suggests, however, that we be careful to not draw the lines between them – sustain + Kaizen + innovation – too harshly. There’s much overlap, with one bleeding into the other. As lean thinking is itself an innovation, within it are specific methods for innovating (as there are for kaizen and sustainability, as well) such as set-based innovation, Lean Startup methods, A3 and kata techniques, and most importantly the fundamental approach of engaging everyone in the act of innovating in their own work. Innovation is not the purview only of a chosen few to be applied in only special situations.

So what?

It’s taking that thought further that highlights the deepest contribution of lean thinking – the role of innovation in the work. We think of the iPhone as a tremendous innovation, like the internet, the automobile and now autonomous driving. But, the actualization of each of these, the underappreciated enabler that propelled them to change our lives was, first of all, the many technical innovations that preceded them (no iPhone without iPod, without Macintosh, without Apple II…). And secondly, the innovation in the work to be done entailed in bringing them to life. Here’s an animation that tries to tell that story. I’ll be curious to hear what you think. (Click HERE to view Innovation in the Work animation)

John

John Shook
Chairman and CEO
Lean Enterprise Institute, Inc.
jshook@lean.org”

Guardar

2016/09/22
  Comentarios

Publicada By  Juan Marin - APIODO, Docencia, ObjetosAprendizaje, ROGLE    

Hoy se ha lanzado la primera edición del micromaster Liderazgo y trabajo en equipo en grupos de mejora continua en la plataforma MOOC de EDX.org

Tienes más detalles del curso en:

https://www.edx.org/micromasters/upvalenciax-liderazgo-y-trabajo-en-equipo-en-grupos-de-mejora-continua

Y en la nota de prensa de la UPV tienes más información de en qué consiste un micromaster:

http://www.upv.es/noticias-upv/noticia-8412-pionera-en-espa-es.html

2016/09/22
  Comentarios

Publicada By  Juan Marin - APIODO, DAT-GIOI, Docencia, ROGLE, Uncategorized    

En unas semanas empezará un nuevo curso y tendré la oportunidad de leer una gran cantidad de textos escritos por mis alumnos en diferentes ejercicios, trabajos, exámenes o entradas de foro/blogs. Si nada cambia, volveré a experimentar la sensación de que, las personas matriculadas en mis asignaturas, cada vez escriben peor y, además, les importa poco tener esa tara. Creen, que en el mundo dominado por los emoticonos y la taquigrafía de chat, no tiene importancia dejarse una “h” por el camino, permutar una “v” por una “b”, ignorar la existencia de las tildes o esparcir las comas y puntos como quien lanza serpentinas.

Quizás tengan razón… Pero mi intuición me dice que se equivocan. Yo creo que, en un mundo digital, se escribe infinitamente más que se habla y que la primera impresión de una persona no la da su imagen, sino cómo escribe.

Es posible que yo piense así porque soy “un tipo raro” o porque soy de otra generación. Es posible, que las personas que tengan que decidir si contratar o no los servicios de mis alumnos en sus empresas, sean tipos tan raros como yo o, muy probablemente, de mi generación.

Y si no lo creéis, leed este artículo en la HBR (https://hbr.org/2012/07/i-wont-hire-people-who-use-poo), que tiene un título tan explícito como este “I Won’t Hire People Who Use Poor Grammar. Here’s Why” y del que os extraigo unos fragmentos (aunque recomiendo su lectura íntegra):

“But grammar is relevant for all companies. Yes, language is constantly changing, but that doesn’t make grammar unimportant. Good grammar is credibility, especially on the internet. In blog posts, on Facebook statuses, in e-mails, and on company websites, your words are all you have. They are a projection of you in your physical absence. And, for better or worse, people judge you if you can’t tell the difference between their, there, and they’re.”

” If it takes someone more than 20 years to notice how to properly use “it’s,” then that’s not a learning curve I’m comfortable with. So, even in this hyper-competitive market, I will pass on a great programmer who cannot write.”

“I hire people who care about those details. Applicants who don’t think writing is important are likely to think lots of other (important) things also aren’t important. “

[rating]

2016/08/18
  Comentarios
|   Etiquetas: ,  ,  |  

Página siguiente »

Universidad Politécnica de Valencia