Apertura de la 7ª edicion del MOOC sobre grupos de mejora de procesos en EDX.org

Mis aplicaciones favoritas. Paneles para interacción en grupo y KPIs individuales

Ayer descubrí tres aplicaciones “nuevas” para mi. En el fondo están relacionadas pues se pueden usar para gestionar tareas, aunque tienen dos enfoques totalmente distintos.

La primera de ella es PADLET (https://es.padlet.com/). Realmente es un “muro” que puedes compartir con un conjunto de personas para que interactúen sobre en el formato “post-it” (diferente de la cronología lineal de muros tipo facebook, instagram o twitter). Mi opinión es que no es diferente de Trello (https://trello.com/) o de Lino (http://en.linoit.com/) y, personalmente, lo veo mucho más limitado. Creo que trello es más potente y está mejor trabajado como herramienta para gestión de tareas en grupo y Lino es mucho más “visual” e interactivo. Realmente lino trabaja con toda la pantalla como si fuese un “corcho” donde pegar las cosas donde quieras (cualquiera del grupo puede mover las etiquetas a cualquier lugar). De momento Lino sigue siendo la herramienta más parecida a un post-it virtual que conozco. Trello (y Padlet) tienen otras funcionalidades (que las hacen muy interesantes) pero parecen restringidas a trabajar por columnas. Puedes desplazar las notas dentro de la columna,c rear columnas o mover notas a otras columnas, pero no tienes libertad de desplazamiento dos dimensiones como en Lino.

El segundo enfoque es el de GoalMeter (https://play.google.com/store/apps/details?id=com.goalmeterapp.www&hl=es) y HabitBull (http://www.habitbull.com/). Estas aplicaciones solo están disponibles en Android/IOs, no se pueden trabajar desde web. Ambas son una especie de panel de control (dashboard) de resultados (KPIs) individuales para evitar la procastinación. De alguna forma se relacionan con “Getting Things Done” y articulan las metas sobre tareas y agendas. Pero su enfoque principal es en el seguimiento de metas y el efecto motivador que puede producir el ver que las consigues o el “pique” personal por intentar lograr tus metas. Ambas tienen un entorno virtual atractivo (mucho más para GoalMeter) y recompensas gamificadas para mantener la motivación en el logro de las metas.

La base científica de ambos es el uso de KPIs e información visual de la evolución de los mismos (“dashboards”) como potenciadores de la motivación para mejorar la eficacia y la eficiencia. No he realizado una revisión sistemática que me permita valorar la evidencia de que existe una relación causa-efecto entre estas herramientas y un mayor logro de resultados individuales o del grupo. Sin embargo, lo que puedo apuntar es que parece que hay material escrito como para plantearse ese reto:

 

Entradas relacionadas:

Mis aplicaciones favoritas. Trackers y gestores de tareas

¿La evaluación por competencias es algo más que evaluar conocimientos, habilidades y/o actitudes?

De momento sólo planteo la pregunta porque no tengo una respuesta clara al respecto por eso está, de momento en “preguntas no resueltas” . Cuando tenga alguna respuesta modificaré esta entrada.

En las organizaciones cada vez se habla más de gestión del talento y eso, de alguna manera, implica gestionar las competencias de los trabajadores. Soy de los que opinan que lo que no se puede medir, difícilmente se puede gestionar. O, dicho de otro modo, dime cómo mides y te diré realmente qué estás gestionando. Por otra parte, las universidades publicas españolas están queriendo moverse a un modelo de evaluación de competencias. De momento sólo es algo que aparece en las memorias de verificación de títulos, donde las competencias tienen un papel prioritario. Sin embargo, no parece que los profesores “de a pie”, los que están a cargo de las asignaturas que se imparten tengan muy claro cómo trabajar en este “nuevo” entorno y parece que se reproducen los sistemas o métodos tradicionales.

Por eso me parece relevante reflexionar sobre ¿Qué es la evaluación por competencias? Y, sobre todo, ¿cómo se realiza una adecuada evaluación por competencias?

¿El imperio de los nómadas laborales o la necesidad de supervivencia extrema?

Hoy me han compartido un enlace que considero interesante. En él se plantea (o intuye) un sistema de relaciones laborales que ya he leído en otros artículos o he escuchado en conferencias de directivos de recursos humanos donde le ponen otros nombres  o enfoques, pero creo que apuntan a lo mismo. El artículo lo puedes leer en

http://www.expansion.com/emprendedores-empleo/empleo/2017/10/19/59e8b768ca47415c118b45b7.html

Yo  sospecho que, artículos como este, son la forma en que determinado lobby empresarial (formal o informal) está intentado presionar a los legisladores para que acaben con todo resquicio de garantías de “estado de bienestar” vendiéndolo como es algo deseado por los trabajadores “nomadas”, cuando en el fondo lo que se busca es evitar cualquier compromiso con la fuerza laboral (al tiempo que se espera o exige de los “colaboradores” un 150% de compromiso con la organización).

No critico que se busque más flexibilización desde las empresas, pero reconozco que puede haber muchos más aspectos negativos de los imaginados detrás del desmantelamiento total de los derechos de los trabajadores, porque la gente no es tonta y la asimetría de “poder” se acaba pagando (y toda la historia de conflictos laborales del XIX y las primeras dos terceras partes del XX son una prueba de ello).

Insisto en que no es una cosa sencilla y comprendo las preocupaciones desde el lado de la gerencia cuando tienen las manos y las decisiones muy atadas por la ley y la balanza se desequilibra hacia el otro lado… toda situación de excesiva ventaja acaba derivando en abusos (implícitos o explícitos).

Sin embargo, haciendo una analogía histórica, los humanos empezamos siendo nómadas por necesidad (no porque nos gustara). Porque en el momento que conseguimos la mínima posibilidad de ser sedentarios, la adoptamos y entonces empezó a crecer la civilización, gracias a unas condiciones que permitían el máximo desarrollo del talento humano (a costa de excluir a otras especies y fagocitando recursos). Supongo que, del mismo modo, estos “nómadas” lo son porque no les queda otro remedio (alguno lo será por vocación, igual que quedan aventureros por vocación) y sólo una relaciones estables a largo plazo permiten generar sinergias y hacer crecer el talento colectivo muy por encima de la suma de las individualidades.

No se si desde la dirección de las empresas pensaréis que tengo un planteamiento muy ingenuo/idealista del asunto

Exito de la jornada “Ven a trabajar al sector automoción: conoce los perfiles que demandamos”

He asistido a la jornada organizada por AVIA (Ven a trabajar al sector automoción: conoce los perfiles que demandamos).

El evento ha sido un éxito de participación y en él los alumnos han podido escuchar de primera mano los perfiles y competencias demandadas por las  empresas del sector y han estado hablando con responsables de operaciones o recursos humano de varias empresas y han podido dejar sus CV o informase del proceso para optar a prácticas, becas o empleos en el sector.

Citas directas con mendeley tipo Fulanito (2008) dijo algo

Otro de los problemas habituales de mis alumnos de máster y doctorado es cuando se enfrentan a citas de este estilo:

Peres (2017) dijo tal cosa…

Según Hargreaves (2003) en unos momentos en que las reformas están reestructurando fuertemente el trabajo escolar, la cara personal y emocional del cambio educativo ocupa un lugar central en el ejercicio profesional.

Personalmente  yo prefiero no usar esta forma de citar y me gusta  que se elabore una idea resaltando los autores que te han servido para generar esa idea:

tal cosa (Peres ,2017).

En unos momentos en que las reformas están reestructurando fuertemente el trabajo escolar, la cara personal y emocional del cambio educativo ocupa un lugar central en el ejercicio profesional (Hargreaves, 2003).

Lo que NO se puede hacer es citar así:

(Peres, 2017) dijo tal cosa…

Según (Hargreaves, 2003) en unos momentos en que las reformas están reestructurando fuertemente el trabajo escolar, la cara personal y emocional del cambio educativo ocupa un lugar central en el ejercicio profesional.

Es decir, algunas citas directas está bien y pueden ser necesarias, pero tu trabajo no puede consistir sólo en un listado de párrafos tipo de fulanito (2016) dijo esto, menganito (1998) dijo esto otro…. en muchos momentos tu tendrás que resumir, integrar y tomar partido por una opción mostrando si había también opciones contrarias. Esto es lo fundamental en tu trabajo.

Si se quiere citar en formato Peres (2007), y se usa Mendeley como gestor de referencias, tras insertar la cita hay que editarla de este modo (si se usa otros software, como EndNote, por ejemplo, hay que hacer algo similar, pero obviamente con otros menus y otras opciones):

Seleciona la cita (se pondrá en gris) y usa el menu edit citation

y en la ventana que se abre, marcas Supress author

y luego te toca poner a manao el autor delante de la cita (ojos si son varios o et al)

Por eso no me gusta este tipo de cita, porque es innecesario y obliga a hacer apaños manuales. Lo que obliga a retocar cosas y no se sincronizan las referencias automáticamente…

PD: a mi me gusta usar las Normas de la American Psychological Association (APA)

¿Cómo hacer citas a terceros en un documento académico?

Este es un ejemplo de una de las dudas más frecuentes que me plantean mis alumnos de máster y doctorado sobre cómo citar:

Si, por ejemplo Silvia Paul en su trabajo dice que Richards (2004) dijo tal cosa sobre extraversión, tengo que citar a Silvia o a Richards?

Os voy a comentar cómo me guste resolver estos asuntos a mi. Asumo que otras personas tengan otras preferencias, pero la mía es ésta:

En principio, casi todas las citas indirectas (citar a un autor que cita a otro) son innecesarias. Si un asunto es importante para tu trabajo, y un autor ha escrito sobre eso, lo que procede es leer a ese autor y citarlo (en este caso a Richards (2004)). El artículo de Paul nos ha servido para localizar por bola de nieve a Richards y, si no aporta nada más, puedes ignorarlo y centarte en el de Richards. Si Paul aporta otras cosas interesantes, ambas referencias serán citadas cuando corresponda (normalmente en sitios diferentes del texto).

La única excepción es si el articulo de Richards no fuera localizable fácilmente y tuvieras que citarlo a partir de otros. En ese caso la opción sería:

Tal cosa sobre extroversión (Richards, 2004, citado por Paul (200x))

Y en la lista de referencias deberían aparecer tanto la referencia  a Richards como la de Paul.

Si el asunto no es importante, mi sugerencia es que en lugar de usar una cita indirecta, simplemente ignora eso y céntrate en lo importante.

Algunas opiniones inconvenientes sobre incentivar extrínsecamente a los profesores por formarse en herramientas docentes

Ayer participé dando una charla en unas jornadas sobre competencias transversales en la Universitat Politecnica de Valencia. En una de las intervenciones se ha planteado algo parecido a “¿cómo quiere la UPV que sus profesores se formen en desarrollo y evaluación de las competencias transversales si no lo valora y no lo incentiva? ¿Es que quieren que hagamos trabajo extra por amor al arte?

Esta queja no es nueva, porque vengo escuchándola desde hace tiempo y casi podría decir que de manera generalizada (al menos un 30%-50% de los profesores universitarios que conozco han expresado alguna vez un comentario parecido).

Soy consciente de que el rol docente (la interacción con el alumno para fomentar su aprendizaje) o la investigación sobre como aprenden los alumnos los conocimientos específicos de nuestras áreas, son las “hermanas pobres” del sistema actual de acreditación, méritos y progreso en la carrera como  PDI (“Personal docente e INVESTIGADOR”) (por ejemplo podéis leer esta entrada de mi blog: El traje nuevo del investigador). No es una situación que me agrade, ni que comparta. Porque yo opino que, en las universidades públicas españolas somos “Personal DOCENTE e investigador” (podéis mirar Una respuesta más acotada a ¿Cuántas horas de trabajo de profesor debería representar 1 crédito ECTS? )

Pero es una situación derivada del modo que nuestro gobierno ha decidido legislar y ordenar la cuestión universitaria. Las comisiones de la ANECA o de la CNEAI actúan conforme a los reales decretos publicado en el BOE. No es la UPV, ni su Rector, ni sus Vicerrectores los que redactan esos BOEs. Sin embargo. la queja que vertían mis compañeros, no era contra del Gobierno y sus leyes o sobre el modo en que ANECA valora los esfuerzos docentes a la hora de puntuar una acreditación, sino que afirmaban que la UPV no incentiva/valora suficientemente la formación en competencias docentes de su profesorado.

Por como se planteó la cuestión, creo que se refería a las recompensas extrínsecas: principalmente complementos retributivos, o puntos IAD (indice de actividad docente acreditado por la ANECA dentro del programa DOCENTIA) o descarga de POD (horas de clase que debes dar en cada curso académico).

Y más concretamente sobre qué va a hacer la UPV para motivar (extrínsecamente) a sus profesores para que se capaciten para poder participar adecuadamente en el proyecto institucional de desarrollo y evaluación de las Competencias Transversales de sus estudiantes de grado y máster (puesto que se consideran poco formados para ello).

Os voy a contar una anécdota que no tiene que ver con formación docente, sino con investigación, pero puede servir para reflexionar sobre la cuestión que se planteó. Hace 3 semanas acudí a un curso en Granada para aprender a usar un software muy específico de análisis multivariante, que necesito para una investigación que estoy realizando en el contexto de un proyecto con financiación competitiva y resulta que:

  • Nadie me ha valorado el esfuerzo de estar trabajando 12 horas cada día durante tres días seguido (y al volver, seguir con mi jornada laboral normal en la UPV)
  • Ni tampoco me valorará nadie el coste de desplazarme hasta Granada, ni me van a pagar un complemento retributivo por ello
  • La ANECA no me dará puntos para acreditación por haber asistido a este curso
  • La CNEAI no me va a dar puntos para sexenio por esto
  • La UPV no me dará puntos de IAI (índice de actividad de investigación del programa DOCENTIA) por haber asistido a este curso
  • La comisión que valora los informes anuales del proyecto que tengo en curso, no va a darme puntos por esto. Ni siquiera me han dado dinero para esto, a pesar de necesitarlo para la investigación (lo he pagado con otros presupuestos personales… por suerte no lo he tenido que pagar de mi bolsillo, que en otras ocasiones si que he tenido que hacerlo).

Resumiendo, me ha costado un esfuerzo y nadie me lo valora… ¿por qué lo he hecho?

Porque lo necesito para hacer bien mi trabajo de investigación (incluso aunque los fondos del proyecto no puedan pagar esta formación). Y su efecto se verá cuando publique algún artículo con el uso de esta herramienta (Esos artículos si que me darán puntos en ANECA, CNEAI, IAI, etc)

De manera análoga ¿por qué hacer un curso de formación pedagógica para saber como desarrollar o evaluar competencias transversales en mis alumnos? Yo tengo clara mi respuesta a nivel personal:

  • Lo tengo que hacer porque lo necesito para ser un buen profesional docente y punto

No lo hago por “amor al arte”, a mi me pagan cada mes por ser un buen DOCENTE. Mi trabajo (ése por el que me pagan) es que mis alumnos aprendan más y/o mejor. Como resulta que mi universidad tiene un compromiso (explicitado en las memorias de verificación y en los sellos de calidad ACREDITA y ACREDITA-PLUS) en trabajar las Competencias Transversales,  no es algo que yo pueda decidir si quiero hacerlo o no. Es parte de mis obligaciones contractuales, porque están en el contrato-programa y yo no tengo libertad para impartir la docencia que me “de la gana”. Tengo libertad de cátedra para elegir el mejor modo de administrar la docencia para que mis estudiantes superen los objetivos de aprendizaje/competencias que el Centro tiene asignadas a mi asignatura.

Si, además, tengo la enorme suerte de que:

  • Me dan unos puntos IAD (indice de actividad docente acreditado por la ANECA dentro del programa DOCENTIA), aunque sean poquitos o ninguno porque ya haya saturado esa categoría.
  • Forma parte (aunque mínima y con poca influencia) de una bolsa de incentivo económico a final de año
  • No me cuesta un duro asistir a la formación
  • La formación es útil y me ayuda a ser más eficaz y eficiente como docente
  • Lo hago en mi propio centro de trabajo y en horario laboral…

¿No es suficiente y está razonablemente incentivado extrínsecamente?  Yo no opino sí.

Creo  que la Universitat Politècnica de València tiene un compromiso indudable y contrastado durante años para fomentar la capacitación de su PDi como docentes. También lo tiene en valorar el buen trabajo docente de las personas de la institución. Por supuesto que siempre se pueden cambiar cosas y pulir detalles. Por ejemplo el IAD tiene cosas mejorables (retirar la saturación de las categorias -o al menos elevar muchísimo más los niveles actuales con los que se saturan-, no contempla determinadas tareas que debería contemplar, hay cosas que se puntúan muy poco respecto al impacto que tienen o el esfuerzo que suponen o el alineamiento con las prioridades estratégicas de la institución, etc.),  pero no puedo negar que hay un gran trabajo de base.

Eufol 2017

Este año vuelvo a participar como tutor de profesores universitarios dentro del programa EUFOL 2017. https://www.upv.es/contenidos/ICEP/info/868949normalc.html.

Ayer tuvimos por la mañana la reunión de tutores y, por la tarde, asistieron unos cuantos profesores-alumno de EUFOL al taller que impartí sobre “Cómo dinamizar las clases: actividades grupales en el aula“. Me alegró comprobar la ilusión, vocación y talento de la nueva cantera de profesores UPV. Ojalá muchos de ellos pueda continuar su carrera en la universidad.

Me fui a casa con la impresión de que la universidad pública sigue viva y tiene un prometedor futuro.

Alumnos de GIOI participando en el Global Management Challenge

Un grupo de alumnos de GIOI, Teleco y ADE, de la Universitat Politècnica de València (UPV)  está participando en la competición GMC (http://www.gmcspain.com/).
En estos momentos han pasado ya dos rondas (tienen que quedar primero de su grupo en cada ronda para pasar a la siguiente fase). Están a un paso de la final nacional. Caso de lograrlo entrarían en dos rondas internacionales.

GMC-Logo

Equipo: Kaizen

Centro de EstudiosUniversitat Politècnica de València

Líder: David Castellano Falcón (GIOI)

Miembros confirmados de su equipo

Diego Pradas Martínez(GIOI)

Begoña Latorre Magdalena(GIOI)

Álvaro Albero Gran(Teleco)

Olga Mykhaylyuk(ADE)

2nd round

Guardar

Guardar