Algunas cosas que me cuesta entender.

 

1.- por que la gente se resiste a usar una aplicación corporativa de mensajería de entornos profesionales (en nuestro caso TEAMS), cuando tiene grandes ventajas (de seguridad, de privacidad, de LOPDP, de estructuración y recuperación de contenidos…) frente a whatsapps u otras alternativas pensadas para el uso privado o lúdico (cuando lo tienes en el mismo móvil, con notificaciones pushup y todas esas cosas que tiene cualquier mensajería instantánea… Y encima tu organización está pagando por ello)

2 por qué la gente no se redirige las cuentas de correo corporativas al buzón de correo donde les guste leer los mensajes, en lugar de quejarse de que no le mandan las notificaciones oficiales o intentar que manualmente le hagan copia especial para el/ella a su cuenta personal, o a algún alias que prefiera.

3 por qué ¿a veces? el protocolo es más importante que el sentido común o la eficiencia. Por ejemplo, porqué no puede ser presidente-a de una reunión la persona más adecuada si en la reunión hay un vocal de mayor rango o antigüedad. ¿Será que el habito (o los galones) hace al monje? al contrario de lo que la sabiduría popular siempre nos ha dicho